logo strending
Punto de encuentro para invitadas a bodas, celebraciones y eventos. Compartiremos consejos, trucos, anécdotas...¡y accesorios de fiesta!
09Diciembre

1

Highlight

Es Domingo en Madrid. Estamos mi prima Mery y yo paseando, mientras las hojas que han caído de los árboles se pegan en nuestros zapatos, intento no resbalarme ¡y lo hago fenomenal!

Mery es la pequeña del clan, la que nos recuerda cada vez que le vemos lo mayores que nos vamos haciendo el resto… es a la única a la que le podemos seguir diciendo “¡deja de crecer!” o “¡aprovecha el cole y haz buenas amigas porque son para toda la vida!”. Y como diría mi padre, “es más lista que los ratones coloraos”. Leer +

0

Highlight

Ya no aguantamos como antes y las resacas, si no se ha bebido con cabeza, pueden durar una semana entera. Y claro, no compensa. Empiezas por una cervecita, luego otra y sin darte cuenta ya te has fumado medio paquete de cigarrillos mientras sucede un momento exaltación de la amistad: “¡qué suerte tenemos de  habernos conocido, esto no es casualidad!“ y pasas a las copas y a interactuar con más gente, porque uno cuando bebe pierde la vergüenza, y eres supersimpático, jovial y divertido,  nadie te puede quitar esa sonrisota de medio lao´ mientras vas dando tumbos de un lado a otro haciendo gala de lo maravillosa que es la vida. Leer +

5

Highlight

INIMAGINABLE. Hace un tiempo me habría parecido inimaginable decir que cada vez me cuesta más dejar Madrid. Yo, que negué a esta ciudad más de 3 veces –¡y de 30!- ahora me va dando menos pereza, me voy encontrando más a gusto y lo que empieza a costar es hacer las maletas para volver a mi pequeño rincón costero, donde están situados además los headquarters de Strending. Tengo el corazón cada vez más dividido, y las razones para quedarme en Madrid no hacen otra cosa más que aumentar. Pero de momento mi campamento base sigue en La Manga y éstas son las cosas que me dan la bienvenida en cada regreso y que me recuerdan por qué en su día quise asentarme aquí de nuevo. Leer +

2

Turbante_gris_terciopelo_collage

Ayer el tren llegó puntualísimo a Atocha, que últimamente clava los horarios. Si ha de llegar a las 14:02, pues llega a las 02 -no a las 01 ni a las 03-. Impresionante. Y no estamos hablando del AVE, es un Altaria Cartagena-Madrid corriente y moliente, y en 4 horas y media de viaje les digo yo que el margen de error hasta hace poco solía oscilar entre 10-15 minutos –tampoco voy a decirlo muy alto, no vaya a ser que la reciente puntualidad sea un caso excepcional-.

Como ya organizo mis viajes a Madrid con mucha antelación, soy tan espabilada que me beneficio de las promociones de Renfe; así que últimamente viajo siempre en Preferente, como una señora. Tampoco es garantía de grandes lujos: aunque los asientos son más anchos no se reclinan, la peli es la que toque y ni puedes elegir ni nada, la toma de sonido para los auriculares sigue teniendo ruido de fondo, no hay enchufe para cargar el teléfono o el ordenador, y las temperaturas extremas siguen siendo las comunes a todo el tren. Pero suelen ser vagones más silenciosos –a menos que te toque compartir ese espacio con una señora que habla a voz en grito consigo misma y con su mini perro llorón- y siempre tienes hueco en la zona de equipajes para colocar tu maleta sin verte obligado a marcarte un Tetris. Los que viajan en tren con frecuencia y maletas medianas saben a lo que me refiero con esto último. Leer +

14Octubre

4

Highlight

Jamás olvidaré el día en el que mi Abuela me soltó un: "vas un poco descocada, querida".

El día en cuestión era el de la Primera Comunión de una de mis primas pequeñas, y yo vestía pantalón y camisa, esta última con 3 botones desabrochados. Nada que no me hubiera puesto para mi, por aquel entonces, primer trabajo en IBM. Y de verdad no les miento respecto a mi actitud frente al destape: cuando tenía dudas entre lo recatado y un grado menos que lo recatado, siempre optaba por lo primero. Muy cuidadosa era yo.

Pero a mi Abuela no le pareció en aquel caso que mi línea general cumpliera con los estándares de calidad escotil. Así que me abroché los botones y allí paz y después gloria. Leer +

09Octubre

2

Highlight

Tras la primera incursión del nuevo curso 2014/15 en Madrid, recojo el tinglao y me vuelvo corriendo -entiéndase como una alusión al viaje en tren convencional- a mi guarida en la costa levantina. Quienes nos siguen en Instagram ya van teniendo un poco claro que Gabriela y yo vivimos far away, ella en Londres y yo en La Manga. Sí, aquí, entre 2 mares y 40 kilómetros de playas. En este peculiar emplazamiento se encuentra el almacenito de Strending y el despachito infernal donde me guarezco durante la jornada laboral eludiendo la tentación de estar chapuzándome 24 horas al día. Sí, mola vivir y trabajar aquí, pero también hay que tener fuerza de voluntad para sacar tus responsabilidades adelante. Leer +

0

Highlight_2_repix

Llego a Madrid y parece que, en un viaje de apenas 4 horas en coche, me he adentrado de golpe en el otoño; desde luego los 13º por la noche ya no te permiten salir airosa con vestiditos veraniegos (en mi guarida de la costa levantina las nocturnidades todavía se mantienen a 20º). Ayer, durmiendo, pasé frío por primera vez -y eso sólo ocurre una vez al año-, ya no salgo de casa sin el fular automáticamente al cuello y las bailarinas vuelven a hacerme ampollas –lógico, ¡con lo libres y salvajes que estaban los pieses en sandalias todo el día o descalzos por la arena!-.

Los alquileres de tocados para las bodas de octubre se han disparado, voy como loca atendiendo por mail y whatsapp a Strenders varias, que me envían fotos de sus vestidos y ya cuando me dirijo a ellas les cambio los nombres y les monto looks pensando que el vestido era rojo en vez de verde. Será defecto corporativo, pero dicen que cuando “ves la vida color de rosa”  es porque todo nos va bien, estamos bien, nos sentimos bien. Creo no situarme en una onda tan “happy flower”, pero sí puedo decir que yo el otoño lo veo color rojo: Rojo Strending. Con fuerza, con ganas, con actividades programadas y por programar, con tanto por lograr. ROJO QUE TE COJO ;) Leer +

25Septiembre

3

Highlight

Hablemos de probadores. Sin tapujos ni pelos en la lengua, estoy segura de que nos faltará post para no dejarnos nada en el tintero. Nadie ha conseguido explicarme todavía por qué TODOS Y CADA UNO de los probadores de Zara están infestados de bolas de pelusas, creo que cada mujer de este país lo tiene absolutamente interiorizado y convivimos en paz con ellas, como si fueran la flora y fauna del ecosistema Inditex.

Pero yo les confesaré que no soy muy de Zara. Puedo pasar, sin ningún tipo de sufrimiento, temporadas seguidas de O/I y P/V (Otoño-Invierno y Primavera-Verano) sin cruzar las fronteras de su territorio. ¿Que cómo me mantengo al tanto de lo que se cuece chez Monsieur Ortega? Pues es que ya saben ustedes que soy muy pro on line, y lo cierto es que mis labores de estudio de mercado siempre las ejecuto parapetada tras el ordenador. Así te evitas las bolas de polvo, entre otras cosas. Leer +

16Septiembre

0

Highlight

¡Qué poco he aprendido!

Quienes me conocen probablemente me definan como una persona organizada, pero ¡ay! lo que engaña una cara de cría. Resulta que voy a peor en lo que orden y concierto se refiere. En los timings, en la programación de posts, en empezar tareas y dejarlas a medias, en ordenar el despachito, en los regalos de boda (que como me empeño en preparar “algo especial”, al final los entrego tarde), en repasar los mails pendientes en la bandeja de entrada, en ordenar el stock de Strending… desconozco el día y la hora en la que el caos entró por mi puerta, pero sí sé que tiene intención de quedarse.  Leer +

3

Highlight

Esta semana ando celebrando mi aniversario londinense. Hace ya cuatro primaveras, ni más ni menos, desde que puse una patita en esta ciudad. Por aquel entonces yo llevaba dos años trabajando en una agencia de medios en Madrid y justo me habían llamado de otro sitio, más grande, con mejores cuentas (clientes), y mejor remunerado, así que decidí cambiarme de curro para seguir “avanzando en mi carrera profesional”. Pero yo tenía una espinita que me quería quitar, me importaba un bledo un puesto más bonito, ¡quería experiencias! Nunca había vivido en el extranjero, ni me había ido de Erasmus, ni nada  demasiado excitante, y  de alguna manera me veía demasiado asentada para mis escasos 24 años... así  que me dije: ¿ahora o nunca? Y ya les he comentado alguna vez que ¡el nunca me suena horriblemente mal! (si quieren que haga algo háganme esta pregunta... soy así de simple) Leer +

LO + COMENTADO

Highlight
SORTEO DE NAVIDAD
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2014, 77 Comentarios
Highlight
SORTEO DE VERANO
Este verano con su ola de calor perpetua...
23/07/2015, 55 Comentarios
Highlight
SORTEO DE NAVIDAD 2015
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2015, 40 Comentarios
Highlight3
A falta de besos de Cayetano bueno es el pintalabios mágico
La prueba del algodón no ha fallado....
27/05/2013, 31 Comentarios

Buscador

LO + DESTACADO