logo strending
Punto de encuentro para invitadas a bodas, celebraciones y eventos. Compartiremos consejos, trucos, anécdotas...¡y accesorios de fiesta!

1

Highlight_2

Desde mi adolescencia vivo inmersa en una relación de amor-odio con mi pelo. Me agrada su color y más cuando alguna mecha bien aplicada lo realza. Me gusta que las canas están respetando el paso del tiempo. Me agrada que cuando paso el verano junto a mi Mediterráneo las ondas capilares campan a sus anchas con cierta gracia.

Pero no me gusta lo fino que es. Tampoco lo mustio que queda en Madrid, donde vivo ahora de nuevo. Que tardo en desenredarlo 10 minutos cada vez que me lo lavo, es el horror de los horrores. Y que no conoce el volumen en la raíces, mi sueño frustrado.

Así que yo intento hacerme cortes de pelo llevando fotos de inspiración a la peluquería. Creyendo que voy a salir pareciéndome a Charlize Theron o Cameron Díaz. Porque mi pelo y yo seremos unos pardillos, pero aspiramos a lo más alto. No pierdo la fe, sigo creyendo que un día daré con el corte mágico que haga desaparecer todos los "contras" de mi melena. Porque, claro, nunca conseguí que Israel retomara el contacto conmigo y sigo dando tumbos por estos mundos capilares de Dios.

La cuestión es que cuando llegó el día de elegir peinado para mi boda, esta melena mía seguía siendo la misma de siempre; pero yo, fiel a mi costumbre de elegir fotos capilares muy inspiradoras, tenía clarísimo que para mi boda playera quería este peinado: Leer +

0

Portada_2

En verano intento llevar el pelo suelto, por aquello de que con el agua del mar, la humedad del área costera en la que habito y Lorenzo empleándose a fondo, mi pelo parece estar en mayor modo "surfero" que nunca. Californian sun-kissed beach waves y todo ese rollo, pero spanish style, que yo me vengo muy arriba en un segundo.

La cruda realidad es que aguanto 2 minutos con el anterior intento, y enseguida necesito despejármelo de la cara -para deleite de la mía Mamma, que de toda la vida ha asegurado que es como estoy más favorecida-.

La cuestión es que soy muy de trenzas y de horquillas, de retorcer los mechones para sujetarlos con algo más de gracia y sobre todo de no dedicarle más de 1 minuto de estrategia peinatoria a mi cabellera.

Hoy traigo 10 ideas fáciles de peinados que aplico a mis cabellos (ok, está bien, algunos son los que me gustaría poder ejecutar sobre mi pelambre, pero que por falta de longitud o volumen no son factibles).  Leer +

1

Highlight_final

Sólo les voy a pedir una cosa: si tienen localizada a la persona a la que me refiero, háganme el favor de remitirme a la peluquería en la que trabaja. Llevo 6 largos años añorándole.

Se llama Israel y, como digo, hasta hace 6 años trabajaba en la peluquería Franck Provost de la calle Fuencarral, en Madrid. Hacía que mis 4 pelos parecieran 4.000 con un corte aparentemente sin complicaciones que ejecutaba con su tijera prodigiosa. Él era la confianza plena, la fiabilidad suprema para mi exigua cabellera.

Pero un día llamé para reservar mi corte trimestral de puntas y una voz fría e hiriente me soltó un: “ISRAEL YA NO TRABAJA AQUÍ”.

Se notaba que era la compañera que (estoy segurísima) le tenía envidia, porque no fue nada amable al denotar mi desesperación: Leer +

3

Highlight4-texto

Para que por lo menos lo intenten, no vayan luego con la cantinela de "esque las de Strending últimamente se dedican a escribir posts sobre el amor, las bodas y tal, pero hace mil que no publican cosas prácticas para invitadas". Pues aquí lo tienen, si quieren aprovechar y sentarse en la cena de Nochebuena / Nochevieja (o en el banquete de una boda navideña, que las hay porque yo he vivido una en mis carnes) con las cabelleras dispuestas de modo diferente -un arreglao´ pero informal-, beban de estas ideas y, very important, las pequeñas explicaciones que acompañan. Leer +

0

Highlight

Como ya han averiguado las Strenders de pro cuando han recibido alguna caja roja con tocados, bolsos y accesorios varios, en el remite se desvela desde donde opera éste, nuestro gran armario común. Y ese lugar no es otro que un rinconcito muy singular de la costa mediterránea, La Manga del Mar Menor (Murcia). 22 kilómetros de tierra con un mar a cada lado, es decir, 44 km de playas que puedes hacer tuyas en cualquier época del año gracias a nuestro microclima (somos así de chulos).

Pero este rinconcito no es sólo un lugar de veraneo, y los que vivimos aquí queremos dar fé de ello. Somos muchos los que tenemos la inquietud por generar más actividad durante el invierno, y de ahí nació #vivirenlamanga. Éste no es un post reivindicativo de nada, simplemente aprovecho para situarles, para que entiendan un poquito más en qué entorno se desarrolla Strending, que entre baño de mar y paseo en bici a una siempre le surge alguna idea para este proyecto online. Y como el último Viernes de Noviembre #vivirenlamanga se va de guateque ambientado en los años ´70, pues desde aquí nos toca aportar de lo que sabemos: ideas para vestirnos de la época.  Leer +

3

Highlight

Les comentaba hace un par de semanas que fui a casa de mi Abuela Carmen a recoger una sombrerera que, previsora ella, me había dejado bien reservada con material vintage muy exclusivo. Si alguien sabía de sacarle partido a cualquier objeto, era ella; así que sus nietas bien debían aprovechar sus complementos para ese negocio que llevaban entre manos ("¿en internet? ¿qué es internet? no me aclaro"). Pero lo que yo no me esperaba era encontrarme con 5 obras de arte, ¡impolutas y ready to use!

Empiezo por enseñarles la sombrerera, que tiene tute pero todavía es funcional. Cuando la recogí pensé que la correa estaba podrida y rota por el paso del tiempo, así que directamente cargué con el armatoste en brazos. Hasta que mi madre dedicó un par de míseros segundos a comprobar que la correa se encontraba en perfecto estado y simplemente había que pasarla por la hebilla para que resultara de utilidad. Leer +

0

Highlight-repix

Asúmanlo, muy poquitas cuentan con aquel don natural que les permite plantarse un tocado junto a un moño tipo los que nos hacemos a última hora del día en la oficina o para lavarnos la cara por las noches. Gabi es de las pocas que puede salir airosa con ese peinado en una boda, pero el resto de las mortales....aysss, no se apuren, que vengo cargada con unas cuantas buenas ideas sobre cómo emplazar sus lustrosas cabelleras para lucir tocado. Leer +

0

Highlight_-_whiter_than_white_weddings_blog_-_texto

El punto súper a favor de las coronas de flores para invitadas es que puedes lucirlas tanto en una boda de día como de noche. Lo que no ocurre con los sombreros y sólo te lo puedes permitir con muy ciertos tocados.

Pero es verdad que a la hora de colocarnos una coronita quizás no nos percatemos de todo su “potencial”, y es que, según cómo te peines, quedará de una forma u otra y podrás combinarla con un look u otro. Leer +

LO + COMENTADO

Highlight
SORTEO DE NAVIDAD
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2014, 77 Comentarios
Highlight
SORTEO DE VERANO
Este verano con su ola de calor perpetua...
23/07/2015, 56 Comentarios
Highlight
SORTEO DE NAVIDAD 2015
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2015, 40 Comentarios
Highlight3
A falta de besos de Cayetano bueno es el pintalabios mágico
La prueba del algodón no ha fallado....
27/05/2013, 32 Comentarios

Buscador

LO + DESTACADO