logo strending
Punto de encuentro para invitadas a bodas, celebraciones y eventos. Compartiremos consejos, trucos, anécdotas...¡y accesorios de fiesta!

4

Vargas-llosa_y_patricia_llosa_repix

En uno de sus famosos escritos, Mario Vargas Llosa, también periodista de profesión, describía así a su mujer ideal:

 

“Todas las mujeres bellas son las que yo he visto, las que andan por la calle con abrigos largos y minifaldas, las que huelen a limpio y sonríen cuando las miran. Sin medidas perfectas, sin tacones de vértigo…

Las mujeres más bellas esperan el autobús de mi barrio o se compran bolsos en tiendas de saldo. Se pintan los ojos como les gusta y los labios de carmín de chino. Leer +

2

Highlight

A 2 semanas largas de que llegue el gran día, los comentarios que me llueven siguen siendo los que les explicaba hace poco: “no te queda nada, ¿ya lo tienes todo preparado?”.

Pues sí, señores, sí. Si fuera sólo cuestión de preparativos podríamos habernos casado hace ya 4 meses. Vamos, que poco había que avanzar en las últimas semanas. Al menos en lo correspondiente al Míster y a mí.

Otra cosa son los detalles secundarios, que no dependen exactamente de uno mismo:

Mi madre no es de las que repara en nimiedades, pero cuando algo se le pone entre ceja y ceja, no hay quien la baje del burro. Desde hace 2 meses tengo que escucharla repetir: “Mery, deberías tomar el sol”, cuando lo cierto es que estoy al sol TODOS LOS DÍAS, pues vivo en zona costera y me baño en el mar a diario. Pero a ella no le parece que mi tez esté lo suficientemente bronceada. “Pero para la boda te vas a poner más morena, ¿no?”. Y así todos los días. Leer +

2

Highlight_-_recort

En un recóndito lugar de la vieja Europa oriental, de cuyo nombre… sí, sí me acuerdo, lo que pasa es que no sé cómo se escribe. Algo así como Vilna, al menos en castellano. En fin, allí vive mi hermana Diógenes, de esbelta figura y desfigurada razón. Algunos seguimos pensando que allí fue donde habita desde hace años el hervor que le falta, que tanto necesita y que ni siquiera sabrá que existe. Por eso pensamos que pidió el Erasmus a Lituania -al menos yo, única y cabal razón según alcanzan mis comprensiones-. Sin embargo, es allí donde encontró al hombre de su vida (así rollo romántico) o, más bien, al único valiente que logró entenderla y cuya sumisión cumplía religiosamente los tan exigentes baremos de la más pequeña de mis hermanas.

Corría una suave brisa de marzo y los árboles que decoraban las calles de la pequeña ciudad lituana cargaban numerosa vida insospechadamente amarilla y roja. El descuidado asfalto contrastaba de una manera muy especial, lo cual ofrecía una personalidad particular a la ciudad. Entre esto y aquello, Diógenes ojeaba libros de segunda mano en una tienda que oscilaba peligrosamente entre lo retro y lo mugriento, y que los hipsters de la zona llamaban “vintage”.  Leer +

3

Highlight

En apenas tres meses hará un año que mi primera hermana se casó. Tras aquellos días frenéticos, en los que cada hora computé como pelos que se me caían –Suspiros tiene gran parte de la culpa-, disfruto de una calma que temo se prolongue en demasía. La verdad es que mis padres han esperado 31 años para ver el casamiento de su primera hija, y me lo pasé tan bien en el mismo, que no quiero esperar otros 31 años a que se case la segunda y mis hijos se casen antes que mis hermanas. Tampoco quiero esperar otros 31 años para mi segunda aparición en este blog, que en todos esos años se me van a acabar los temas de fútbol para escribir en el blog con el que le pongo los cuernos a Strending.

Bien pues, he decidido adelantar la boda de mi segunda hermana. Leer +

2

Highlight

-Convéncete, son un atraso– le espetaba Juanito parpadeando a toda máquina para humedecer bien sus lentillas.

-Pues a mí me parecen un complemento– le metía un golazo Leoncia. Hay que reconocer que Leoncia siempre ha tenido un gracejo especial, un salero distinto, y eso que aún no llevaba los tocados de Strending.

Ahí caí en la cuenta del verdadero gran argumento: “son-un-complemento”. ¡Y qué complemento! Eso es exactamente lo que debería aparecer en el diccionario de refranes cuando uno buscara “hacer de la necesidad virtud”. Un miope irredento que convierte sus inseparables gafas en un complemento; en el GRAN COMPLEMENTO, con el que se siente guapo, que le pegan. Y en eso estoy, oigan, desde hace más de una docena de años. “Dícese del que desde que suena el despertador hasta que lo pone de nuevo para la mañana siguiente busca, viste, pierde, encuentra, limpia, coloca, vuelve a perder y reencuentra  sus gafas; y dícese sobretodo cuando este mismo individuo ha decidido que sean tales anteojos un complemento, y no el elemento ortopédico que de facto son.” Leer +

8

Highlight_final

Hace unos meses se casó mi primera hermana, se llama Suspiros.

Ha sido la ilusión de mi vida desde que tengo uso de razón, por lo que la buena nueva supuso una emoción improbable de plasmar con palabras escritas. Desde el momento en que me lo dijo no pensé en otra maldita cosa. Me planteé hacer un calendario para tachar los días hasta llegar a la clave, rodeada obviamente en rojo -como se hace en las películas- con la patética esperanza de que aquello metiera el turbo. Pero la ocasión lo merecía, mi hermana se casaba y así se me cumplían los 3 deseos que formaban la ya comentada ilusión de mi vida: me pondría un chaqué, me atiborraría de queso y la barra libre sería mi incondicional apoyo (valga la polisemia). Leer +

1

Highlight1

Recuerdo el primer libro que leí por sugerencia de mis directores de máster en el transcurso de una especie de MBA para ingenieros. “Nunca comas solo”, aconsejaba el título. Interesante, desde luego, aunque con algunas de las flipadas típicas de nuestros amigos estadounidenses, características de los que mueren de ilusión en uno de esos partidos de fútbol americano-concurso de baile de rubias-sorteo-american tómbola-maratón de la hamburguesa. Escribo esto rodeado de varios de ellos en el sur de California, y con un  partido-evento de magnitud inenarrable de fondo. Pero eso sí, el libro conserva el mérito que muchas veces tienen los americanos de poner por escrito cosas que para los demás son tan obvias que ni las decimos, ni las hacemos. Son más sinceros que nosotros, hay que reconocerlo. O menos complicados.

El caso es que en ese libro se desvela una gran fuente de oportunidades de networking: las bodas. Ya lo sabíamos, es un momento ideal para conocer gente, y ligar –en todos los sentidos de la polisémica palabra-. Dicho sea de rondón, es también un momento grande para que alguien muy simpático y odiador acérrimo de tópicos grimoides le comente a algún single de la boda lo de: “de una boda sale otrrr…”. No quiero acabar la frase porque me da un repelús intenso. Casi extremo. Extremo sólo me lo da lo de “…es como todo”. Eso sí que es la mejor forma de no decir nada, de decir el cero más absoluto. Leer +

LO + COMENTADO

Highlight
SORTEO DE NAVIDAD
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2014, 77 Comentarios
Highlight
SORTEO DE VERANO
Este verano con su ola de calor perpetua...
23/07/2015, 56 Comentarios
Highlight
SORTEO DE NAVIDAD 2015
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2015, 41 Comentarios
Highlight3
A falta de besos de Cayetano bueno es el pintalabios mágico
La prueba del algodón no ha fallado....
27/05/2013, 32 Comentarios

Buscador

LO + DESTACADO