logo strending
Punto de encuentro para invitadas a bodas, celebraciones y eventos. Compartiremos consejos, trucos, anécdotas...¡y accesorios de fiesta!

0

Highlight

(Si quieres leer Capítulo 1, Capítulo 2)

 

La verdad es que dudo mucho que sus ojos fueran azules y sus pestañas fueran rizadas, pues de lejos poco podía percibir, pero tanta rabia me produjo ver una escena con la que no había contado, y tanta era la desilusión del impacto experimentado por todo mi cuerpo y toda mi alma en forma de bofetada, que magnificaba cualquier cosa en aquel momento, y su acompañante era una de ellas. Si la chica era mona o no, no lo recuerdo, porque mi subconsciente femenino la pintó de belleza exageradamente exótica, única herramienta que podría haber eclipsado a mi hombre.

Mi cara debió de ser un poema, hubiera dado millones porque alguien grabara un plano frontal de mi expresión, de mi mirada vacía, de mis labios dormidos. Él me vio, me miró y luego retiró su mirada, y la miró a ella. Saludó a derecha e izquierda, sonrió, dio palmadas en espaldas ajenas y estiró la suya propia en gesto de sorpresa por ver a algún conocido. 

 

Me miró de nuevo, y me esquivó de nuevo.

 

Y yo seguía parada en mi trozo de suelo, inmóvil e impávida, como si hasta el aire se hubiera petrificado. Leer +

0

Highlight

(Si quieres leer el Capítulo 1 haz click aquí)

 

El tráfico volaba a ambos lados de las ventanas, mientras mis dudas tomaban la misma velocidad que el cuentakilómetros ¿Le gustaré? ¿Se acordará de mí?

Encendí la radio y subí el volumen para dejarme empapar de la melodía de Celine Dion, que normalmente tranquiliza mi humor. Pero en ese momento me provocaba el efecto contrario, con lo que decidí apagarla y prender en sustitución el aire acondicionado. Leer +

1

Highlight

El sudor corría sobre mi frente como el agua que se aglomera en una tubería a punto de reventar - esos suaves y pequeños hilillos que brotan con tranquilidad misteriosa anunciando un inminente y desastroso estallido. Gracias a Dios, sólo se podía percibir en mi frente, ya que mi absoluta feminidad me impedía mostrar signos de tan poco agradable espectáculo. Pero mi cuerpo, todo él, era testigo de esa misma subida de temperatura condensando verdaderas gotas salientes de cada uno de los poros de mi piel. Mis manos nerviosas buscaban soluciones para apagar ese fuego corporal frotando el algodón de mi ropa blanca contra la espalda, el cuello y el esternón. Es curioso lo que este peculiar hueso puede llegar a transpirar, a veces pienso que el termostato del organismo está situado en ese punto, hundiéndolo como protección y generando un incómodo riachuelillo de sudor que suele desembocar en el ombligo. A mí que no me digan que el ombligo no tiene función alguna después de la gestación, la tiene: recoger todas las cosas asquerosas del cuerpo, tales como el sudor y las pelusas. Leer +

0

Highlight2

Cae la tarde en la capital británica. Tras la ya tradicional comilona y remesa dominguera, se impone el plan “té-manta-peli romántica”.

Pocos planes pueden superar a éste, eso se lo puedo asegurar.

En cuanto el “The End” aparece en la pantalla empieza mi parte favorita del ritual de las tardes de Domingo – las divagaciones sobre el futuro:

 

- “¿Ande andará Mr Darcy?”

- “Ya no existen hombres como ésos” Leer +

6

Highlight

Tres años atrás, yo no leía ningún blog. Desconocía por completo la existencia de las ego-bloggers y realmente pensaba que escribir un blog era como llevar un diario, pero online. Pobre ignorante.

Un día Moriarty me dijo que había descubierto a un tipo que hacía fotos por la calle a la gente (estilosa) y las colgaba en su blog. Y si Moriarty, que es una persona inteligente, interesante, y con la que iría a tomar un café -porque el mundo está dividido entre gente con la que irías a tomar café, y gente con la que no- me hacía esta recomendación, ¿por qué no darle un voto de confianza? De esta forma es como desembarqué en el mundo blogger y me hice fiel seguidora del archifamoso The Sartorialist (Scott, si me lees no vengas ahora a declarar que hace tiempo que no sigo tu blog, es que migré hacia otros que me contaban historias entretenidísimas...no sólo de imágenes vive una fan).

Hace un par de años Scott Schuman convocó un concurso de fotos vintage, y sus seguidores podíamos enviar aquellas instantáneas que considerásemos especiales/estilosas según nuestro (no tan trillado) ojo técnico, junto a una pequeña explicación de por qué las habíamos elegido.

No lo pensé dos veces, desempolvé los álbumes familiares que mi madre había guardado al desmontar la casa de mis abuelos y le escribí un email a Scott. Lo reproduzco tal cual: Leer +

0

Highlight_san_valent%c3%adn

He de reconocer que, desde que medía un metro de altura, he tenido una profunda aversión al día de San Valentín. Ya de niña me sonaba a cuento chino de algún avispado dependiente de Galerías Preciados, ése de bigotillo peinado y kilos de gomina en el pelo con olor a varón dandy que tiraba de espaldas. Abundaban en todos los centros de aquella época.  Leer +

1

Highlight

Disculpen mi impertinencia por haberme presentado tarde a la función, calentando motores entre bambalinas, con los nudillos y las ideas entumecidas por el frío invierno. A mí es que esta estación me abotarga los sentidos; padezco del Síndrome del Oso Cavernario, hiberno en mi cueva hasta que los rayos de sol fundan la nieve de mis pensamientos. Soy uno de esos seres que contradiciendo a Serrat: no nací en el Mediterráneo, sin embargo hace tiempo que el vaivén sus olas me tienen ganada el alma.

No puedo con esta humedad que traspasa las capas de ropa acomodándose en mis huesos, estoy convencida que si hubiera vivido en mi siglo favorito (el XIX) seguramente yacería bajo tierra con un epitafio en mi desvencijada lápida "murió de tisis". Leer +

5

Highlight2-color

Pensaba dejar pasar otros posts antes de dar las soluciones a las Medias Verdades sobre nuestros vericuetos bodiles y amorosos, pero me han llegado mensajes por más de una vía implorando que desvelemos la verdad.  Sobre todo porque parece ser que todo el mundo votó como cierto el siguiente enunciado:

 

6. Gabriela tiene clarísimo que no quiere casarse, que los hombres son muy pesados como para tener que aguantar a uno toooooda la vida.

 

Y no señores, no. Nada más lejos de la realidad. Gabi no rehúye el matrimonio, aunque se haga de rogar por cuanto gentleman que habitualmente pulula a su alrededor. Así que, por favor, ténganlo en cuenta y si en algún momento difundieron la noticia sean tan amables de neutralizarla con este desmentido que les hago llegar. 

 

Y, sin más dilaciones, paso a exponerles cuáles eran las diez verdades verdaderas: Leer +

28Noviembre

19

Highlight2

No se escandalicen, sólo la mitad de estos enunciados (es decir, 10) sobre nuestras andanzas bodiles y amorosas es verdad. 

¿Saben decirme cuáles? El primero en acertar tiene premio.

 

1. Jamás me he puesto un tocado para una boda.

 

2. En 2013 Gabriela acudió a 13 bodas.

 

3. En una banquete me terminé el postre de todos los comensales con los que compartía mesa. Leer +

LO + COMENTADO

Highlight
SORTEO DE NAVIDAD
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2014, 77 Comentarios
Highlight
SORTEO DE VERANO
Este verano con su ola de calor perpetua...
23/07/2015, 56 Comentarios
Highlight
SORTEO DE NAVIDAD 2015
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2015, 40 Comentarios
Highlight3
A falta de besos de Cayetano bueno es el pintalabios mágico
La prueba del algodón no ha fallado....
27/05/2013, 32 Comentarios

Buscador

LO + DESTACADO