logo strending
Punto de encuentro para invitadas a bodas, celebraciones y eventos. Compartiremos consejos, trucos, anécdotas...¡y accesorios de fiesta!

2

Highlight

Antes de casarme tenía la suerte de vivir en mi propia casa de soltera-adjunta-a-la-de-mis-padres (compartíamos jardín y perros), con una particularidad maravillosa: contaba con una habitación-vestidor enterita para mí.

No sé por qué demonios hablo en pretérito imperfecto, pues el vestidor y gran parte de su contenido sigue allí, bajo vigilancia paterna y usufructo materno. 

Lo cierto es que un vestidor puede resultar un arma de doble filo para cualquier ser humano de a pie: si es súper amplio terminas acumulando pertenencias una temporada tras otra hasta llegar al cambio de década sin inmutarte. El exceso de espacio juega en tu contra.

No me confieso especial víctima del shopping, pero  sí soy muy de cuidar fenomenal la ropa y guardarla todita. Con mis oscilacines repetitivas de peso he desarrollado un hábito de supervivencia vaqueril y custodio  todos los jeans que he lucido desde los 18 años y con tallas que abarcan diferencias de peso de 10 kilos. Toma que toma tá. Y ahora que se llevan de nuevo los pantalones campana, ¿adivinen quién va a acudir a su ropa de la época de estudiante?

La cuestión es que cuando rescato prendas que hace años que no me pongo, me suele gustar darle un toque diferente, combinarlas con algún complemento inesperado que le sume gracia y le reste años. Esta temporada 2015/16 los broches son el accesorio por excelencia, pero lo que más me gusta de ellos es que, si los colocas con un poco de imaginación, pueden cambiar totalmente el estilo de una prenda. E incluso te da la impresión de que vas de estreno. Leer +

2

Highlight

Leyendo el último post de mi venerada CON G DE PAULA, me reí con sus recientes peripecias en las rebajas madrileñas y las conclusiones tan irrefutables con las que todas os sentiréis identificadas y que reproduzco a continuación:

...Y como broche a esos días os diré que de compras nunca falla:

- Si decides no comprar los primeros botines que te han gustado, terminarás en el quinto pino de esa tienda y no habrás visto ningunos que te convenzan. Si los compras compulsivamente en la siguiente tienda los habrá mejores o iguales pero más baratos.

- Lo primero que compres será un bulto incomodísimo que irás arrastrando tooodo el día.

- Ves un abrigo, dudas, al final gana el No me lo compro…¡pues por las noches tendréis pesadillas y al día siguiente estará agotado!

- ¡Suerte! No hay cola, solo una señora…pues esa señora tardará por 20. Devoluciones, compras y problemas, fijo. Leer +

1

Highlight

Confieso: las imágenes en el telediario del primer día de rebajas con la típica señora que lleva 2 horas esperando en la cola de El Corte Inglés - y lo da todo en el campo de batalla como si no hubiera un mañana-, ¡me hacen mucha gracia!

Pero ¿quién no se siente triunfal cuando compra algo que antes costaba el doble? Ahora bien, hay que tener cuidado con esto porque es un arma de doble filo y en cuestión de segundos nos podemos volver la protagonista de “Historias de una compradora compulsiva” y bajo el pretexto de “no puedo dejar escapar esta ganga” llenar nuestro armario de cosas que no nos pondremos en la vida. ¡No sucumban fervorosamente a sus impulsos! Porque les pueden jugar una mala pasada y aunque crean que están ahorrando verán como los numeritos de su cuenta bajan y bajan… Leer +

1

Highlight

Hoy estoy de NO. Este post debería haberlo escrito ayer para ser publicado esta mañana, pero hay veces que me gusta vivir al límite y apurar hasta las últimas horas del Martes -a estas alturas ya sabrán que en esta casa habemus post nuevo los Martes y Jueves-. Pero ya les digo que estaba de NO, sin ningún post que me rondara la cabeza, y en esas ocasiones lo que hago es recurrir a "tesoritos" que tengo guardados en una carpeta para emergencias. Son posts que me habría gustado publicar antes pero con los que no puedo saturar, algunos son para esos días de NO, para rematar el apatismo convirtiéndolo en toda una declaración de intenciones (pese a quien le pese).

Y valga esta intro para excusarme por adelantado (la primera entrega fue movidita): las prendas que van a ver no son un NO en general. Son un NO para mí, porque me harían un flaco favor favoreciéndome pero al mismo tiempo me hallo en una angustiosa dicotomía porque me encantaría poder lucirlas...y como no ocurrirá en una boda o fiesta real, por lo menos las saco a la luz tras la pantalla para que tengan su minuto de gloria y sigan dejando dividido a mi pobre corazón ;) Leer +

1

Highlight2

¡Están de enhorabuena, queridas! Hoy intentaré romper mi inclinación a enrollarme con el texto y las explicaciones, y directamente dejaremos que las imágenes hablen por sí solas. 

Porque me estoy visualizando de pequeña, devorando el ¡HOLA! y fichando cada look de Lady Di -que por entonces no me parecía nada fuera de lo común, de hecho pensaba “¿por qué la sacan en el HOLA si no es tan guapa?”…era tan joven e ingenua que pensaba que los “méritos” para salir en una revista radicaban únicamente en la belleza-.

He de confesar que sus looks no me llamaban tantísimo la atención por aquel entonces, quizás sería porque mi atención estaba más centrada en vislumbrar alguna foto de ella con su hijo William, con el que creía firmemente que me casaría. Sí, eso pensaba. Y no digan ustedes que si son de la quinta de Guillermo no elucubraban un plan parecido…que todas sabemos que si hubieran sacado pósters con su imagen más de una y de dos habrían decorado sus habitaciones con él. Leer +

4

Highlight

Tras el éxito arrollador de mi modelito para el baile de fin de curso, llevo este asunto de los errores modiles más allá. ¿Qué prendas o estilos sé que jamás me pondré porque hacen todo menos favorecerme?  

No se crean que no sufro mostrándoselos,  ya que en general me encantan. Pero soy consciente de que no puedo. Por mi propio bien,  que no debo. Me limitaré a ver los toros desde la barrera y disfrutar fichando estas tendencias en looks ajenos. Leer +

3

Highlight

Les comentaba hace un par de semanas que fui a casa de mi Abuela Carmen a recoger una sombrerera que, previsora ella, me había dejado bien reservada con material vintage muy exclusivo. Si alguien sabía de sacarle partido a cualquier objeto, era ella; así que sus nietas bien debían aprovechar sus complementos para ese negocio que llevaban entre manos ("¿en internet? ¿qué es internet? no me aclaro"). Pero lo que yo no me esperaba era encontrarme con 5 obras de arte, ¡impolutas y ready to use!

Empiezo por enseñarles la sombrerera, que tiene tute pero todavía es funcional. Cuando la recogí pensé que la correa estaba podrida y rota por el paso del tiempo, así que directamente cargué con el armatoste en brazos. Hasta que mi madre dedicó un par de míseros segundos a comprobar que la correa se encontraba en perfecto estado y simplemente había que pasarla por la hebilla para que resultara de utilidad. Leer +

1

Highlight_final

El otro día veía un capítulo de la primera temporada de Alaska & Mario, en el que él está en la pelu con el tinte puesto y luce un "baby" con estampado de leopardo, y suelta una de sus frases "qué animal print y qué leches va a ser ésto, es el estampado de leopardo de toda la vida". Entonces algo hizo "click" en mi ser interno. Leer +

1

Audrey_hepburn_con_sombrero_y_pendientes_de_gyvenchy__1988-highlight

Algunas son grandes mitos, otras porque son actuales iconos de estilo o porque simplemente han acertado en momentos clave y nos gusta la imagen que transmiten...pero es verdad que el éxito de todos estos looks pasa por un complemento en particular.  

Así que aquí estamos, para hacérselo ver y que prueben a basar un look festivo en un complemento menos "obvio", que arriesguen y le den nueva vida a outfits de su fondo de armario cambiando el accesorio protagonista...porque no sólo de tocados vive una invitada ;) Leer +

3

Collage_highlight-bueno

Mi madre tiene una especie de súper-poder (todas las madres tienen alguno, ¿o no?) por el que detecta inmediatamente, y a muchos metros de distancia, si llevo pendientes o no; o si estreno unos nuevos o he decidido rescatar otros que hacía tiempo que no me ponía.  Es así.  Y cuando me caza libre de ellos no le basta realizar una mera observación del tipo  “no llevas pendientes”, sino que me hace saber con poca sutileza que es una pena que vaya a salir de casa sin ellos. Cada uno tiene sus manías y yo, por agotamiento, he sucumbido a ésta.  De hecho, si en alguna revista me hicieran la típica entrevista con cuestionario en el que me preguntaran:  “Nunca saldrías de casa sin…” yo, por supuesto, contestaría que pendientes. Leer +

LO + COMENTADO

Highlight
SORTEO DE NAVIDAD
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2014, 77 Comentarios
Highlight
SORTEO DE VERANO
Este verano con su ola de calor perpetua...
23/07/2015, 55 Comentarios
Highlight
SORTEO DE NAVIDAD 2015
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2015, 40 Comentarios
Highlight3
A falta de besos de Cayetano bueno es el pintalabios mágico
La prueba del algodón no ha fallado....
27/05/2013, 31 Comentarios

Buscador

LO + DESTACADO