Highlight

Quiero que julio se acabe ahora mismito.  

El muy descarado ya comenzó con un calor horrendo y yo seguía atrapada entre el asfalto humeante de Madrid, con mi termostato corporal revolucionado por un primer embarazo en el que todo te desconcierta (han leído bien, esperamos una mini-Strender para noviembre) y un aire acondicionado que emitía un ruido atroz pero que no funcionaba (y por supuesto el técnico tardaría 1 mes en ir a arreglarlo porque ¡sorpresa! todo Madrid se acuerda del aire acondicionado cuando llega el calor infernal).

Así que el arranque del mes de julio me cazó colándome en piscinas ajenas de la capital y repitiendo hasta el infinito mis recorridos por la sección de congelados del supermercado. 

Definitivamente, eran señales inequívocas de que debía salir pitando de mi morada habitual e instalarme a pie de playa en casa de los padres, "¿te vas a veranear, no?" me preguntaban alto y claro los envidiosos: y yo "por supuestoooo, 2 meses como Dios manda". Aunque luego sea mentira, porque el trabajo online lo bueno/malo que tiene es que te lo puedes llevar a cualquier lado pero al final tienes que atenderlo a diario.

Eso sí, los paseos por la playa no me los quita nadie, y la brisa marina siempre le dará mil vueltas a esas vaharadas de aire acondicionado que una, si tiene suerte, puede captar al activarse las puertas automáticas de aquellos comercios textiles que parecen haber negociado tarifa plana con Iberdrola.


Mi hermana me comentaba que, probablemente, la noche de ayer fuera la más calorífica de todas las noches madrileñas hasta la fecha, y ella sostiene su propia teoría de por qué Madrid de repente se ha quedado vacío: "la gente se va dando cuenta de que en julio hace más calor que en agosto, y por eso adelantan las vacaciones". Y no sé qué pensarán ustedes, pero si julio es más caluroso que agosto yo sólo quiero que termine el mes ya. Por el bien común, digo.

Y como los días avanzan más rápidos cuando nos andamos con algo interesante entre manos, vamos a estrenar nueva función de la tienda online y lanzamos nuestra primerísima promoción con un -15% de descuento. Sin cantidades mínimas de compra ni mandangas. Tanto para los productos que ya se encuentran rebajados como para los de colección continua que no lo están. El -15% de descuento pueden aplicarlo a cualquier producto de Strending.

Sólo tienen que introducir el código BYEBYEJULIO antes de finalizar sus compras y se aplicará automáticamente. Y como queremos que el mes se termine rapidito, este código tiene validez hasta el 31 de julio y puede ser utilizado infinitas veces.

 

alquiler de tocados y complementos para invitadas a boda y que sea barato

 

Síguenos en:  

www.facebook.com/Strending

@Strending_com

@strending