Dsc_0629v_-_recortado_highlight

Queridas, quizás a estas alturas ya saben que las dos individuas detrás de Strending somos mi prima Gabi y yo.  A todo esto, que Gabriela es la morenita delgadita y yo (la que les suele hablar por aquí y redes sociales), la rubita redondita ;)

A lo que íbamos, que me disperso.  Resulta que Gabi trabaja por cuenta ajena en Londres (de ahí todos los tesoritos londinenses que hay en el armario) y yo también intento compaginar Srending con el negocio familiar.  Lo que ocurre es que no damos abasto, así que a partir de ahora se incorpora Carla al equipo para echarnos una mano. 

En su toma de posesión Carla me decía que no sabía si tan recién llegada se atrevía a escribir los posts del blog (todo se andará), pero al menos en este se merece que le dediquemos un ratito para que sepáis quién os va a hablar a través de FB y Twitter a partir de ahora.

No puedo hacer una presentación como las que suelo escribir sobre algunas Strenders porque a Carla no la conozco personalmente (las maravillas del trabajo online:  Gabi en Londres, yo en La Manga del Mar Menor y Carla en Ponferrada).  Hace algo más de una semana que se incorporó al dream team  y ya ha entrado en modo Strender (queridas, esta chica sabe de llevar los labios pintados de rojo, lo digo por si quieren preguntarle sus trucos tras confesarles mi poco arte en la materia).  Le pregunté si se atrevía a escribir una presentación sobre su persona y justo me enseñó ésta que había preparado hace poco para el máster que está cursando.  Me pareció perfecta,  así que dejemos de dar rodeos y os paso con Carla.

Tratádmela bien ;)

"Vi la luz de la vida en Arrecife de Lanzarote, como se pueden imaginar, una luz preciosa, no sólo por donde me había tocado nacer, sino porque eran las 18:20h. de un caluroso 2 de agosto de hace 24 años.

Crecí rápido, siempre interesada por las cosas de los adultos. Mi juego favorito era ser mayor. Mi mejor amiga y yo lo hacíamos fácil, nos poníamos unos tacones de alguna de nuestras madres, nos metíamos un par de calcetines en cada pecho y disfrutábamos haciendo que fumábamos, que nos íbamos de compras, que salíamos de fiesta o que nos contábamos cotilleos sobre nuestra ficticia vida sentimental.

¡Qué maravillosa la imaginación!

Casi no había dejado de jugar cuando, de repente, y yo creo que de tanto desearlo, me convertí en esa chica que tanto había suspirado ser. Y a partir de ahí más rápido me parece que me ha pasado la vida…

Estudié Periodismo en Salamanca, después de darme cuenta de que Derecho no era lo mío. Pensé que me arrepentiría toda la vida porque soy bastante impulsiva y en esos años no tenía yo la cabeza muy asentada, pero nada más lejos de la realidad. Mi inquietud y curiosidad supongo que hacen que vea en la Comunicación mi estilo de vida.

Soy ambidiestra. Me hunde la oscuridad. Disfruto leyendo libros de la mexicana Ángeles Mastretta por su hechizante forma de narrar y porque nunca deja en buen lugar a los hombres. No soporto el olor a canela. Me encanta la comida japonesa, en concreto, adoro comer huevas de salmón, Ikura. Me deprime el frío. Tengo debilidad por los pies de los bebés. Soy algo adicta a las Redes Sociales. La paciencia no es mi mejor aliada. Podría escuchar la canción Tatuaje de Jazz Bandana unas 10 veces al día. Tanto lo bueno como lo malo, me tomo cualquier cosa muy a pecho. Y gozo con las pelis de Tarantino.

Ahora hago un Máster por la UNED en Social Media, Community Management y Dirección de Marketing 2.0. Quién sabe qué pasará después…"

 

Strenders, un aplauso para nuestra nueva compi.  Les dejo en sus manos,

demuéstrenle lo bien que nos lo pasamos en ésta, nuestra comunidad ;)