Highlight2-recortada

Ayer noche le puse un whatsapp a Gabi, esta relación a distancia La Manga-Londres corría el peligro de enfriarse demasiado y mi mensaje desesperado tampoco es que hiciera nada por mejorar el asunto: "¿Me recibes? Gabi, estoy muy apurada, necesito material para el blog, 2 posts semanales, que yo no doy más de abasto".

Y se preguntarán ustedes a qué viene este ataque de pánico, pues normalmente atiendo razonablemente bien a mis citas con ustedes a través de éste, nuestro blog. Ocurre que la época de verano es temporada alta en el negocio de "La Famiglia", un complejo de deporte y ocio en La Manga del Mar Menor. Club de tenis y pádel, parque infantil, club de playa y mogollones de gente que a pesar de la crisis siguen queriendo venir a hacer algo de gasto. Benditos sean. Total, que andamos liados. Esto es lo que tienen los negocios estacionales, que en 2 meses debes facturar lo que otros en 12, así que no puede fallar nada porque la pela es la pela y un 25 de Julio no se vuelve a repetir hasta el año siguiente.  

Esto unido a que se me casan unos amigos muy queridos este finde, y que he lanzado una opa hostil a mi páter para que me deje estar missing del negosi...pues hay que dejar hechos los deberes profesionales de 3 días y, claro, de Strending casi me olvido...por no hacer mención al blog.  

Pero esta mañana me he levantado con otro talante, porque es verdad que tenemos mucha labor curril durante el verano, pero siempre saco huecos de disfrute, pequeños breaks que hacen que, aunque no esté de vacaciones, el verano en la Manga siempre tenga tintes de asueto. Mis recomendaciones:

 

1. Hacer una visita a un parque infantil: con tus sobris, tus primitos, los hijos de tu amiga la precoz, o con los tuyos propios ;) Ojo, no confundir parque infantil con feriantes. Miren, que yo me muevo en el gremio y sé de lo que les hablo, en materia de ocio para pitusos es fundamental que acudan siempre a profesionales, recintos donde las medidas de seguridad son exhaustivas.

parque infantil peke park para niños pequeños en la manga

 

2. Bajar a la playa (sujeto a disponibilidad) después de comer a pasear y acelerar la digestión. De paso así evitar caer en la tentación de la oncita (u oncitas, como gustéis) de chocolate post-comida (sí, aquí me tienen con la operación Budapest. Y va bien, no es porque yo lo diga, 2 kg menos desde aquel post y creo que la faja lo agradecerá).

 

3. Releer un buen libro que te encantó. En estos casos John Grisham e  Isabel Allende son muy releíbles y nunca defraudan en segundas y terceras vueltas. Permítanme que les recomiende Mi país inventado, el librito más desconocido de la autora andina. Una oda al Chile de mis amores, no puedo evitar que se me salte media lagrima cada vez que se me ocurre ojearlo.

mi país inventado es un libro perfecto para releer en verano

 

4. Comer pescaíto frito. Y esque mi padre, aún apriete la crisis, sigue a sus 62 años siendo un emprendedor nato. Y no importa que él sea vasco afincado en La Manga del Mar Menor (Murcia), el pescaíto frito a la andaluza no tiene secretos para él (que jamás ha encendido un fogón). Así que hemos montado un tinglao que ríete tú de la feria de Málaga. Pues oigan, parece que funciona el asunto. Será el factor “precios populares”.

chiringuito de pescaíto frito o fritura de pescado en la manga del mar menor en murcia

(El nombre "Los Rolling", no es por The Rolling Stones, nada que ver. Resulta que hace muchos años en ese mismo terreno construímos una pista de patinaje que se llamó "Rolling". Pero las gentes del lugar siempre decían, y léase en voz alta: "Acho, que ehta tarde amoh a Loh Rolin a patinah, ¿te vieneh?". Y de tanto "loh rolin", tanto "loh rolin", pues en nuestra reinvención hemos adaptado el nombre. Se quedan tó locas, ¿eh?).

 

5. Preparar una lista de Spotify entre todos los colegas para esa pareja de amigos que está a punto de casarse. Ayer hice mi aportación a la de B&B y estuve 2 horas bailando sentada en mi rincón de trabajo. Subidón de los buenos.

 

6. Salir a tomar una copa a un chiringuito chill out. A ser posible sin postureo y con los pies en la arena mejor que mejor. Si por casualidad se encuentran por la zona de La Manga yo les recibo encantada en DOS MARES BEACH, también conocido como “el chiringuito de las velitas”

ir a tomar una copa a un chiringuito chill out en la manga

 

7. Darse un duchazo rápido con una manguera en la terraza o el jardín antes de comer o antes de dormir.

 

8. Lavarse el pelo con champú que huela a coco y a tiaré, vamos, Hawaii concentrado en un bote. Se lo pongo a huevo: champú de Timotei (2€). Y como siempre hay que nutrir los cabellos en verano, mascarilla de Herbal Essence (2€), que es para volverte majareta. Como podrán comprobar, mantenemos los precios bajos. Por algo somos Strenders.

 

9. Pintarte las uñas de los pies del color que se te antoje. Si es estrafalario, much better.

 

10. Probar el ronizado. Granizado de limón con un poquito de ron. Repetirás.

 

11. Hacer el pino cuando estás dándote un baño en el mar (en su defecto, en la piscina, aunque el efecto bamboleo de las olas no esté incluído). 

 

12. Probar a hacer SUP.  Fundamental: que sea con amigos.

 

13. Merodear por los puestos hippies o mercadillos y haceros con una batería de pulseras a juego para las amigas, hermanos, primos o novios.

 

14. Llevar sombrero durante el día.  Porque sí, porque te favorece y punto.

sombrero de día para una boda como invitada

 

14. Que caiga alguna sesión de morenismo y situarte en el tono de piel adecuado (que no significa tiznado)  para lucir vestidos en tus citas bodiles.

 

15. Ponerte crema de pies por las noches antes de dormir. Da pereza, I know, pero al final de verano tus pinrreles reconocerán ante los medios que habrá merecido la pena.

 

16. Pedirse una “mezcla” (granizado de limón con horchata). No pongan esa cara, que intuyo cómo han reaccionado. No les estoy diciendo que coman deconstrucción de cucarachas en tempura, sólo que innoven sutilmente en los sabores del granizado. Miren, yo era una escéptica de este brebaje veraniego-murciano. Hasta que abrí mi mente y probé.  Muy fan.

 

17. No aplicarte protector capilar a propósito cuando bajas a la playa para que el pelo se te aclare (una amiguita mía es de las que baja con una lata de cerveza sin alcohol…y se empapa el pelo de este mejunje…dice que te lo aclara y suaviza, aunque ya he comprobado que mi pelo debe ser inmune a tales efectos).

 

18. Ver esta peli en V.O. (aunque no concibo otra forma de ver cine, ya sea una producción china, siempre en V.O. Vaaale, los subtítulos en español están permitidos).

 

19. Forrarte a pipas en el cine de verano.

 

20. Saltar en las camas elásticas. Con amigas y después de un ronizado, doble diversión asegurada.

 

... y seguir con tu curro diario con otro talante.

 

Yo he hecho mis aportaciones desde tierras murcianas.

Si les toca pasar el verano trabajando,

¿nos dicen qué pequeños detalles les hacen trasladarse a las vacaciones estivales?

 

Síguenos en:  

www.facebook.com/Strending

@Strending_com

 

IMÁGENES:

Pinterest