Highlight

Hoy estoy de NO. Este post debería haberlo escrito ayer para ser publicado esta mañana, pero hay veces que me gusta vivir al límite y apurar hasta las últimas horas del Martes -a estas alturas ya sabrán que en esta casa habemus post nuevo los Martes y Jueves-. Pero ya les digo que estaba de NO, sin ningún post que me rondara la cabeza, y en esas ocasiones lo que hago es recurrir a "tesoritos" que tengo guardados en una carpeta para emergencias. Son posts que me habría gustado publicar antes pero con los que no puedo saturar, algunos son para esos días de NO, para rematar el apatismo convirtiéndolo en toda una declaración de intenciones (pese a quien le pese).

Y valga esta intro para excusarme por adelantado (la primera entrega fue movidita): las prendas que van a ver no son un NO en general. Son un NO para mí, porque me harían un flaco favor favoreciéndome pero al mismo tiempo me hallo en una angustiosa dicotomía porque me encantaría poder lucirlas...y como no ocurrirá en una boda o fiesta real, por lo menos las saco a la luz tras la pantalla para que tengan su minuto de gloria y sigan dejando dividido a mi pobre corazón ;)

 

1. Falda lápiz con animal print metalizado

Porque el contraste en tamaño de mis caderas+trasero con mi cinturita no admiten una falda lápiz, ni un estampado, ni un metalizado...por eso.

falda lápiz metalizada con animal print para una invitada a boda o fiesta

 

 

2. Zapato blanco + media negra tupida

Porque la pequeña estilista amateur que hay dentro de mí ha aprobado por mayoría absoluta que las medias negras tupidas sólo pueden llevarse con zapato negro o uno de un tono oscuro (gris, granate, verde oscuro). Y miren que me gusta la foto...

zapato blanco con medias negras para una boda

 

 

3. Falda péplum

Por el tamaño caderil que les comentaba, el cual no necesita ser enfatizado artificialmente (dicho esto, espero ver péplums en próximas bodas, que parece que ya se pasó la moda y yo creo que es una tendencia muy femenina).

falda peplum fucsia o roja para una boda

 

 

4. Un mono rojo

Porque el rojo me favorece...pero los monos no. Si me favorecieran en la próxima boda llevaría éste, sin duda alguna.

mono rojo para ir de invitada a una boda

 

 

5. Asimetrías y escotazo

O asimetrías, o escotazo. Y en mi caso: o asimetrías o asimetrías. Los escotazos me hacen sentir insegura y hay que saber elegir muy bien el modelo y la ocasión para que no resulten vulgares.

mono asimétrico nude y negro para una boda

 

 

6. Falda de plumas

Porque añadiría volumen donde necesito restar. Pero me chifla.

falda de plumas para una boda

falda de plumas nude para una boda

 

 

7. Vestido de rayas horizontales

Porque las rayas horizontales, dice mi pequeña estilista interior, sólo son válidas para camisetas marineras. Pero viendo a esta invitada, se me desbarata un poco la teoría. (Qué ganas tengo de llevar cuñas "alpargateras" a una boda)

vestido de rayas negro y blanco para una boda

 

 

8. Vestido vaporoso con gran abertura

Aunque si me regalan las piernas de la modelo y su gracia corriendo con los tazonazos sobre los adoquines, quizás no me niego.

Vestido vaporoso nude con abertura

 

 

9. Vestido de lentejuelas

Por el tema volúmenes, que las tentejuelas los enfatizan. Pero si pudiera me plantaba uno azul marino para una boda de noche. Tacatá.

Vestido de lentejuelas dorado para una boda

 

 

10. Pantalón de cintura alta

Me parece de las elecciones más elegantes para una boda, pero sienta bien sólo a determinadas morfologías, entre las que no se incluye la mía ;)

Pantalón de cintura alta verde para una boda

 

¿Comparten algunos de mis ni-nis en cuanto a estilismos bodiles?

¿Cuál es su gran auto-prohibición particular?

 

PD: si no quieres perderte ninguna novedad del blog o productos nuevos que entren en el armario, ¡síguenos!

www.facebook.com/Strending

@Strending_com    

@strending

IMÁGENES

guiadeestilo.blogspot.com.es

Vogue

Pinterest