Highlight_san_valent%c3%adn

Por lo visto, San Valentín fue un monje cristiano en tiempos del emperador romano Claudio II. Hablamos de la Roma del siglo III, donde el cristianismo era perseguido.

En este período también se prohibía el matrimonio para los soldados de élite, ya que se creía que un hombre soltero rendiría más en el campo de batalla al no tener responsabilidades familiares. Vamos, que importaría menos si se lo cargaban.

Ante tal injusticia, San Valentín celebraba bodas secretas entre aquellos soldados y sus enamoradas. Se hizo muy popular, por lo que acabó siendo apresado y mandado decapitar por Claudio II el 14 de Febrero del 270 d.C., declarándolo mártir tiempo después.

También se cuenta que mientras estuvo preso devolvió la vista a Julia, una de las hijas de su carcelero, el cual con toda su familia se convirtió al cristianismo, y mantuvo correspondencia amistosa con ella hasta su muerte. Firmaba las cartas con un "tu Valentín".

¿No les parece una historia encantadora?

Ahora pueden reenviarla a quien sepan que sabrá apreciarla.

 

la verdadera historia de san valentin