Highlight1

"Desde hace 5 meses tengo la gran suerte de saber que alguien me guarda las espaldas, por lo menos en lo que a la comunicación online de Strending se refiere. Ella es Carla. Y no me gusta nada decir que es nuestra becaria (y miren que yo lo fui durante años), pero es que el trabajo que desempeña es tan importante como el de Gabi y el mío.

En el mes de Marzo me salté a la torera el proceso de adjudicación de becas en el que Strending se había inscrito para que nos asignaran a un Community Manager en prácticas. Por el interés te quiero Andrés. Resulta que yo me piraba casi 3 semanas a USA, Gabi tiene su trabajo habitual en Londres, y Strending no podía quedarse sin supervisión durante ese tiempo. Así que me hice con el contacto de Carla, le dije que su beca había sido adjudicada a nuestra empresa (una mentira a medias, pues Carla iba a ser nuestra antes o después, pero oficialmente ella aún no había sido asignada a nadie...vamos, que me tiré a la piscina) y que teníamos 10 días para que se hiciera con los mandos online de Strending, pues yo me marchaba a hacer las Américas con mis amigas (la parte offline, oséase, gestión de pedidos, se la enchufé a mi madre, que hizo un trabajo magnífico. Si vieran toda la casa llena de cajas rojas preparadas por si los alquileres se multiplicaban por 100 en mi ausencia era de no creer. Dicen que mujer precavida vale por dos).

Volviendo a Carla y el entruche que le otorgué, la pobre no tuvo elección. No le dí tiempo ni para dudar, y le agradeceré infinitamente que se dejara llevar por aquel torbellino y aceptara de buena gana la que acababa de caerle. Desde el minuto 1 hasta el día de hoy nuestra relación laboral ha sido muy similar: telefónica, whatsappera, vía mail (no nos conocemos en persona)…y cercana, de mutuo entendimiento, cordial, divertida, con risas de por medio y confianza plena. “Me encanta”, me decía a mí misma sorprendida, y es que no me conocen pero soy de lo más especialita en el sentido de inaguantablemente puntillosa a nivel laboral. Pero Carla tiene una ética de trabajo brutal, una imaginación maravillosa y ganas de mejorar continuamente, en cuanto lo capté respiré tranquila y le dejé hacer.

A nivel personal no les puedo contar mucho sobre ella porque ya les dije que no nos conocemos cara a cara, pero sí les cuento que cuando habla lo hace con una sonrisa, eso se nota en la voz. Por las fotos ya saben que es como una modelo aunque no se dedique a ello profesionalmente, y por lo que me cuenta sus pasos laborales van más encaminados a la consultoría de Social Media. Yo sé que tendrá éxito con lo que se proponga, porque lo vale y porque es una magnífica profesional.

Antes de que acabe su beca con nosotras no podíamos dejar de pedirle que publicara su particular lista Strender, así que les dejo con ella. Doy fé: la ha preparado con todo el cariño del mundo.” - María

 

Un lugar para perderse/imprescindible...

La Graciosa, la octava isla canaria. A partir de mediados de Septiembre es un paraíso terrenal. Parafraseando a mi padre: es un lugar donde la calma se detiene.

 

Un propósito...

Me encantaría saber coser, pero no un roto o un descosido, sino perfectamente. Ser capaz de crear o customizar todo lo que se me va ocurriendo cuando veo una prenda. Me parece algo súper práctico que se debería enseñar en cualquier colegio.

 

Un libro con el que disfrutar...

Arráncame la vida de la mexicana Ángeles Mastretta. Una preciosa, aunque desgarrante historia sobre la subordinación conyugal de la mujer y su progresiva desvinculación en un contexto político revolucionario apasionante.

 

Una peli que repetir...

Lo de repetir pelis no es lo mío, pero si tuviese que volver a ver una escogería Mararía, basada en una novela del escritor canario Rafael Arozarena. Porque vi rodar parte de esta peli con 10 añitos enfrente de mi casa en Lanzarote, y le tengo un cariño especial. Un buen dramón chicas, 100% recomendada para las más romanticonas.

 

Nunca salgo de casa sin…

Tabaco, a no ser que sea para ir a comprarlo.

 

Un plato de comida especial...

Siempre que voy a Santander mi abuela Laura me espera con un buen plato de sopa de pollo. ¡Deliciosa y capaz de revivir a un muerto!

           

Un planazo...

Tengo la ilusión, desde hace algún tiempo, de juntar a mis amigos que viven repartidos por la Península y a mis amigos de Lanzarote, en una Pool Party en mi isla.

pool party

 

Una obsesión...

La comida japonesa. Me desvivo por una pieza de Ikura.

 

Un superpoder...

El teletransporte. Ahora estoy en Lanzarote, ahora en Ponferrada y más tarde en Bahamas, aunque sea pagando el correspondiente peaje, claro…

 

Tu tesoro más preciado...

Nunca he vivido muy apegada a las cosas materiales, hasta ahora… que digamos, que si de repente gritan: ¡fueeeeeeego, fueeeeego! y tuviera que salir corriendo de casa, lo primero que cogería sería mi Iphone, que sólo tiene un mesillo de vida.

 

Una serie que no olvidas...

Ravioli. Nadie se acordará de ella y eso hace más raro que la recuerde yo. Pero debe ser que me fascinó la independencia de aquellos hermanos a los que habían dejado sus padres solos en casa durante unas vacaciones, que disfrutaba viendo como gastaban todo su presupuesto en botes de Ravioli o que vivía las fiestas que hacían en casa como utópicas, pero la recuerdo.

 

Un recuerdo imborrable...

La primera vez que vi a mi hermano, Alonso, recién nacido. Había sido hija única hasta los 10 años, no sin estar mareando a mis padres, durante todo este tiempo, para que hubiera suerte. Cuando lo vi tan pequeñito me quedé extasiada, se me grabó esa imagen para siempre en la cabeza y por último, se me saltaron las lágrimas.

 

Un momento vergonzoso en una boda...

En nuestra primera boda de amigas, al acabar la cena y por tanto, después de un buen remix de alcoholes… quemé a Ana, la novia, con un puro sabor vainilla en la palma de la mano, mientras nos sacábamos unas fotos. Vaya disgusto, inolvidable para las dos.

 

Un estilo...

Me quedo con el de Iris Apfel, por lo sorprendente, extravagante, por su pelo blanco y porque parece que le importa tres pepinos lo que piensen los demás sobre su estilo, y eso… me encanta.

 

Tu complemento Strending favorito...

¡La capelina nude-malva, sin duda alguna! Me gustan las cosas poco comunes y si tuviera que escoger algún tipo de prenda para cubrirme sin pasar calor, ésa sería sin pensarlo esta sofisticada capelina. 

capelina para llevar a una boda de invitada

 

Carla, darling, ¡espero que este último mes de beca pase leeento, leeeeento!

Mientras tanto, mil gracias por contarnos un poquito sobre tus gustos y recuerdos :)

 

 

Síguenos en:  

www.facebook.com/Strending

@Strending_com