Turbante_gris_terciopelo_collage

Ayer el tren llegó puntualísimo a Atocha, que últimamente clava los horarios. Si ha de llegar a las 14:02, pues llega a las 02 -no a las 01 ni a las 03-. Impresionante. Y no estamos hablando del AVE, es un Altaria Cartagena-Madrid corriente y moliente, y en 4 horas y media de viaje les digo yo que el margen de error hasta hace poco solía oscilar entre 10-15 minutos –tampoco voy a decirlo muy alto, no vaya a ser que la reciente puntualidad sea un caso excepcional-.

Como ya organizo mis viajes a Madrid con mucha antelación, soy tan espabilada que me beneficio de las promociones de Renfe; así que últimamente viajo siempre en Preferente, como una señora. Tampoco es garantía de grandes lujos: aunque los asientos son más anchos no se reclinan, la peli es la que toque y ni puedes elegir ni nada, la toma de sonido para los auriculares sigue teniendo ruido de fondo, no hay enchufe para cargar el teléfono o el ordenador, y las temperaturas extremas siguen siendo las comunes a todo el tren. Pero suelen ser vagones más silenciosos –a menos que te toque compartir ese espacio con una señora que habla a voz en grito consigo misma y con su mini perro llorón- y siempre tienes hueco en la zona de equipajes para colocar tu maleta sin verte obligado a marcarte un Tetris. Los que viajan en tren con frecuencia y maletas medianas saben a lo que me refiero con esto último.

 

Y yo estoy aquí regodeándome en las experiencias ferroviarias, cuando lo que quería transmitirles es que ese vagón, aún siendo Preferente, tuvo el mal gusto de transportarme sin previo aviso al crudo invierno. Nada de otoño; INVIERNO. Porque en Madrid ya es invierno. Que el día anterior estaba bañándome en el Mediterráneo y ahora en la capi necesito bufanda, guantes y orejeras. Como han leído: orejeras (o un sucedáneo que cumpla la misma función). No sé a ustedes, pero con el viento frío en un paseo a las 4 de la tarde, a mí los oídos me empiezan a doler de forma insoportable. Así que en mi caso la señal inequívoca de que estoy en modo invierno es que me tapo las orejas.

En éstas me encontraba a primera hora de la tarde, paseando para acelerar la digestión y estirar las piernas tras el viaje, y de paso haciendo tiempo para que me llegara la mercancía –me siento un poco traficante- a MAQUÍS & CO. y poder ir a montar mi stand. Que hoy comenzamos POP UP en Maldonado 37, y precisamente entre mi mercadería viajaban guardados a buen recaudo varios modelitos de medios turbantes de punto y de terciopelo que sabía que me permitirían salir a plantarle cara a las calles de Madrid. "MI REINO POR UN TURBANTE", eso iba pensando yo.

A mí no me den un gorro de lana, que soy incapaz de ponérmelo. Como maximísimo una boina que me conceda cierto espacio vital, porque mi pelo -el muy rebelde- sólo se deja colocar cosas que lo chafen lo mínimo imprescindible. Si le encasqueto un gorro de los pegaditos se queda hundido en la miseria para el resto de sus días, y no hay quien le haga venirse arriba de nuevo –más allá de pasar por un buen lavado y el golpe de secador y cepillo, claro-.

Por eso me dan mucha envidia las chicas con buen pelo. Ese que te permite marcarte un deladuchaalacalle y que te quede la melena presentable para ir a trabajar o de fiesta. O moverte siempre en moto y estar con el casco párriba y pábajo y que ese maravilloso pelazo no se resienta, con las raíces voluminosas por bandera. ¡Ayssss, qué maravilla! Y la que se quita el gorro de lana y no ha conocido jamás la electricidad estática….¡qué bonito sería vivir por un día con su cabellera!

Pero como no se puede tener todo y, ADEMÁS, el pelo dócil, mi estrategia este año será entregarme a las bondades de los medios turbantes. Si quieren ver cómo NO me dejan el pelo aplastado, estos días pueden dar fe en el POP UP de Maquís & Co. Y de paso fichan marcas chulísimas de ropa, calzado, kimonos, joyitas y complementos en general, que vienen marcas geniales en clave invernal: KIMONO ESCALITA LOAFERSCOTZYCRISTINA ARAGONGRAZIA HERNANDOPAJAROS EN LA CABEZAENTRE DOSLA LLAVE AND COLOYO COLLECTIONLULAMISMALL AFFAIRE y PETITE MAFALDA.

 

pop up store en madrid con maquis and co

 

Jueves de 17:00 a 20:30

Viernes y Sábado de 11:30 a 20:30

Domingo de 11:30 a 14:30

Y además contaremos con una embajadora de excepción: LUCÍA BÁRCENAS

¡OS ESPERAMOS!

 

Puedes seguirnos en:

www.facebook.com/Strending

@Strending_com

@strending