Highlight-texto

Hace unos cuantos posts que Maritxu escribió sobre esto, no se piensen que tan brillante idea ha sido mía -que tengo otras oigan, pero no ésta-. En él nos hablaba de gente que por una u otra razón le inspiraba un sentimiento de gran cariño aún sin conocerla; y hoy me deja a mí la batuta para que haga lo mismo, así que me he puesto a pensar en aquellas personas que no conozco y me llegan de alguna manera a la patata. Les confieso que ha sido más fácil de lo que pensaba y que dejo en mi lista a mucha otra gente que realmente admiro -es curioso cómo hay cabida en el corazón de cada uno para los que son capaces de moverlo, haciéndolo un poco más grande para quien esté dispuesto a entrar en él-.

 

Jero Jr., Martina, Luisito y todos los que quedan por venir

Son las próximas generaciones -los  hijos de mi prima Vic, Antía y Larita, que están a puntito de empezar a participar en este mundo nuestro-. A todos les quiero ya una barbaridad ¡como se podrán imaginar! Tengo unas ganas enormes de conocerles, hacerles una gran fiesta de bienvenida y decirles “la vida es un regalo maravilloso y la tenéis todita por delante para exprimirla, ¡a darlo todo que empieza el baile!”.

 

 

Itxu Díaz

¡¡Es un genio!! Sus artículos están llenos de humor del bueno y de muchííímo sentido común. Hacen falta columnistas de calidad como él. Le descubrí en elcofidencialdigital, luego he ido siguiendo sus pasos en lagaceta, laregion... y es mi terapia contra una mañana de Lunes tediosa -confieso que no me he leído ninguno de sus libros y que no lo hago por miedo a que no me gusten tanto como sus relatos-. Querido Itxu, gracias por tus historias, por tantas risas y por hacerme saber que en este mundo de locos todavía hay gente cuerda y cabal de la que podemos disfrutar.

 

Itxu Diaz

 

 

Señor que pide en la calle en el camino de vuelta a casa

No conozco su nombre, ni absolutamente nada de su vida. Pero cada día, al salir de trabajar,  me lo encuentro en la misma esquina -yo, que voy siempre en mi nube pensando en mil cosas que me ocupan y que en realidad no tienen importancia, reparo en él- le sonrío y me sonríe -es nuestra manera de saludarnos, nuestro signo de unión-. Espero algún día poder hablar con él, preguntarle mil cosas de su vida y poder contároslas por aquí.

   

 

La madre de mi amiga Romi

Romi es una amiga de ésas que transmiten buenrollismo y alegría allá donde va. ¡Tiene una capacidad envidiable de ver las cosas como si el  mundo fuera color de rosa! Nos manda emails el día del amigo recordándonos la suerte que hemos tenido al conocernos, empuja siempre para que los planes salgan y consigue que acabemos celebrándolo todo. Porque la vida es una gran fiesta y cada pequeño/gran triunfo ¡es digno de una Xuntanza! Pues esto lo ha heredado de su madre. Sé por ella, y por el resto de amigas que la conocen, que es una todoterreno llena de energía positiva capaz de alegrar a un difunto en el mismo día de su funeral, jajaja  -¡y yo tengo muchiiisimas ganas de que un día se una a alguno de nuestros planes como la líder indiscutible que es!-.

 

 

June Lemon

A June la conocí a través del blog que escribe, hace aproximadamente un año -desde entonces intento seguirle de manera regular. Porque me encanta su manera de ver las cosas, su filosofía de disfrutar de los pequeños placeres de la vida-. Estoy segura de que si nos conociéramos  llegaríamos a ser grandes amigas.

 

June Lemon

 

El abuelo Javier

Mi padre siempre nos dice que es una pena tremenda que no hayamos conocido a nuestro abuelo, que era muy niñero y que hubiera disfrutado horrores viendo crecer a sus nietos. .. pero el destino es caprichoso y se fue una Nochebuena sin avisar. Es cierto que Dios se lleva siempre a los mejores antes de tiempo -desde entonces las reuniones familiares en Navidad son signo de unión, alegría y recuerdo, ahora también a la abuela Carmen que ya está con él y ambos nos sonríen desde arriba-. No tardaremos mucho en conocernos, entonces haremos una gran fiesta en el cielo, los LLaguno que estemos.

 

 

MFM (Mi Futuro Marido)

JAJAJAJA, os parecerá una tontería o una cursilada pero me da absolutamente igual. A éste le llevo queriendo ¡29 años ya! -período de hacerse a uno mismo para ser capaz de entregarse a otra persona-. Si le llevo haciendo hueco tanto tiempo y sin conocerle, ¿os imagináis cuando sea Marido y tengamos toooodooo por hacer juntos? La pera.

Firmado: Gabi

 

¡Síguenos!

www.facebook.com/Strending

@Strending_com

@strending