Barra_de_labios_mac_natural_novia_boda_viva_glam_v_2_-_highlight

**Nota aclaratoria: este post no es un post patrocinado. Tan sólo quiero compartir una opinión positiva sobre este producto por si a alguna de nuestras lectoras pudiera resultar de utilidad**

 

A estas alturas de la película (y si no se lo adelanto) ya sabrán que no soy muy fan del maquillaje-currado-todos-los-días. Vamos, que la cara lavada es mi uniforme diario. Pero, ¡ay! el paso del tiempo, vivir de nuevo en Madrid y sobre todo la -inevitable- treintena empiezan a modificar sutilmente mis hábitos: si durante mi jornada tengo alguna reunión laboral o social, ese día debo -sin excepción- pasar por chapa y pintura. En versión light, lo admito, pero chapa y pintura al fin y al cabo. Mejorarme un poquito.

Normalmente no salgo del antiojeras + rímel + colorete. Como mucho, si dispongo de 1 minuto extra, aplico mi truco de las cejas porque remata la mirada. Pero de los labios siempre he pasado bastante porque soy una consumidora compulsiva de cacao (CARMEX de cereza, mmmmm) y liarme con barras de color me parecía complicarme la existencia. Que yo realizo la pertinente excursión a chapa y pintura pero en modo Fórmula 1 a su paso por boxes: siempre intentando minimizar los tiempos. Y que el resultado sea muuuuuy natural (o effortless, un concepto que está ahora muy en boga y que no sé si significa que el proceso conlleva poco esfuerzo o que la preparación ha podido ser esforzadísima para un resultado que parezca lo contrario).

Y, de repente, esta barra de labios entró en mi vida hace un año para ponerme un poquito más guapa sin restarme ni medio segundo en boxes:

pintalabios rosa natural viva glam v de mac para novia

Viva Glam (tono V) de MAC Cosmetics

 

Viva Glam Lipstick (V) es un precioso rosa neutro con un punto de brillo que sólo realza la bonitez de tus labios. Sin artificios. Lo descubrí probando maquillaje para mi boda, y la make-up artist de la marca me explicó que éste es el pintalabios de las novias por excelencia, ya que es súper natural y ensalza el tono de serie de cada una. Lo probé y comprobé que decía la verdad verdadera.

Pasada la boda, lo instalé en el bolso junto al cacao y desde entonces me los aplico con la misma soltura: siempre a la carrera y sin mirarme al espejo, lo cual es otra gran ventaja de esta tonalidad, que no tiene que aplicarse con delineador para que quede bien. Es el toquecillo final, ya saben. Ese punto que te hace sentir un pelín más arreglada sin un esfuerzo extra. Bendito effortless, aunque desconozca su significado exacto.

Y lo que más me gusta de este pintalabios: ni rastro del efecto Alaska. Porque claro, ya saben que yo el único labial que estaba habituada a utilizar muy de vez en cuando es el rojo rojísimo: pero siempre al caer el sol y bajo constantes miradas al espejo o superficies reflectantes que me confirmen que el rojo continúa en su sitio, los dientes siguen blancos y el efecto Alaska todavía no precisa de un nuevo retoque. El rojo es un color que precisa de alto mantenimiento, pero no les estoy descubriendo nada nuevo.

Y volviendo a las características de mi recién descubierto labial de diario (que favorece a todas), si hubiera que sacarle un peeeeeero, he de decir que lo tiene: el olor es el típico de una barra de labios, ningún valor añadido en ese aspecto. Y ya saben que las barras de labios no suelen tener un olor maravilloso. Digo yo que ya que se lían en los laboratorios cosméticos para lanzar un nuevo producto, podrían clavarlo al 100%, ¿no? Que supiera un poco bien y ya lo rematas. Total, ¿qué les cuesta?

 

Y tú, ¿conoces algún pintalabios que favorezca a todas?

Me encantaría saber

 

alquiler de tocados y complementos para invitadas a boda y que sea barato

 

Síguenos en:  

www.facebook.com/Strending

@Strending_com

@strending