Highlight_2

**AL FINAL DEL POST ENCONTRARÁS UN REGALITO DE CUMPLEAÑOS**

 

Nunca he sido muy de celebrar mis cumpleaños, aunque sí disfruto mucho con los de mis amigos y familiares; esto es así, y no encuentro una buena explicación. Quizás ocurre porque no me siento identificada con mi edad (ya entrada en la treintena desde hace un par de años) y creo sinceramente que por justicia me corresponde la veintena de por vida…¡pero qué le vamos a hacer! así es la vida y estas cosas hay que llevarlas con dignidad y, sobre todo, altas dosis de glamour ;)

Entiendo que la ilusión por los cumpleaños se recupera cuando empiezas a tener criaturas y cada aniversario se convierte en una fiesta. Y yo tengo la mía -mi criatura, cuya maternidad comparto con Gabriela-: Strending, que este domingo 18 de octubre cumplirá 3 años. Así que a aquí me tienen, preparando los festejos.

Porque estos 3 años no son sólo los que la web ha estado operativa. Sino que marcan un antes y después, un cambio de estilo de vida que necesitaba como agua de mayo y que sueño por mantener en el futuro.

Verán: yo desde pequeñita fui la típica niña repipi, primera de la clase, pidiendo la vez en la primera fila ante cada pregunta del profe, con dieces y sobresalientes a raudales. La empollona, vaya. Luego en general me llevaba bien con todo el mundo, me invitaban a los cumpleaños y tal, así que digo yo que caía bien a mis amigos. Aunque era un poco (bastantísimo) marimandona, todo hay que decirlo.

Con los años fui consiguiendo aquello que me proponía, sin excepción: estudiar BUP y COU en el extranjero, la carrera en Madrid, vivir con mis amigas en nuestro súper piso de estudiantes, la beca ICEX a la primera, que me adjudicaran el destino que tanto quería (Chile), oferta de trabajo en una multinacional y finalmente el puesto que siempre había creído que quería: desarrollo de negocio internacional para una grandísima compañía española. Asia enterita para mí.

Y viajé, viajé mucho. Seguí viendo mundo a un ritmo vertiginoso. Viví cientos de nuevas experiencias. Conocí mucha gente. Recepciones con ministros y cenas con embajadores. Intenté currar bien. Pero lo cierto es que, por muy empollona que hayas sido, en el mundo laboral no se vive de haber sido la primera de la clase. Es más, tus capacidades estudiantiles quizás no sean las que más y mejor te sirvan para desenvolverte en tu puesto de trabajo: el laboral es el mundo de los avispados, de los apasionados, de los echaos pálante, de los que creen en sí mismos, de los que no se dejan intimidar por gente muy importante, de los que no conocen la vergüenza y sobre todo de aquellos a los que les gusta lo que hacen cada día. Y lo cierto es que a mí no me gustaba. Nada.

Ese no gustamiento tambaleó los cimientos de la confianza en mí misma y en mis capacidades. Día a día creía que era menos capaz de desarrollar mi trabajo: no hablaba en las reuniones, intentaba evitar viajes importantes, escribía-borraba-reescribía cada email cientos de veces, procrastinaba hasta el infinito, me machacaba a diario en el gimnasio y llenaba mis días libres de planes para compensar esos Lunes-a-Viernes infinitos de puro disgusto y aburrimiento. Se me disparó el colesterol y me trataba la losa que tenía por espalda con un fisio 3 días por semana. Estaba hecha un trapo. Ahora soy consciente de que yo misma me creé esa situación: aunque había detectado que mi "trabajo soñado" quedaba muy lejos de gustarme, decidí arrastrar con ello en vez de cortar por lo sano. Y aquella situación de pesadumbre se me fue haciendo bola y mellando mi persona hasta que por fin fui consciente que no era muy normal ponerse a llorar mientras hacía la cola del súper, fregaba los platos o salía a correr. Y que no estaba dispuesta a aguantar el insomnio crónico durante más tiempo. 

Desperté de mi letargo y en 2 semanas me despedí, recogí mis cosas del piso de Madrid y me mudé de vuelta a La Manga, a mis orígenes. Había salido de allí con 15 años y allí regresaba casi con 30 para empezar de cero. Resetearme. Cargar pilas e ilusionarme de nuevo. Con Gabriela habíamos estado dándole vueltas a la idea de Strending y no se me ocurría mejor momento y lugar desde donde llevarlo a cabo. Y así, tras meses de trabajo propio que consiguieron reilusionarme y devolverme el sueño, el 18 de octubre de 2012 lanzamos Strending al mundo online.

Así que comprenderán que este tercer aniversario no sólo celebra el lanzamiento de un proyecto online. Sobre todo festeja un cambio de vida, un reilusionamiento, un reto pero sobre todo un crecimiento personal que, cuando miro para atrás, alucino con que haya sido capaz de abarcar y evolucionar por mi propio pie y aferrándome únicamente a una idea poco meditada. Pero así es como recuperé la confianza en mí misma.

Los días de mierder siguen existiendo, los marrones me siguen cayendo como a todo hijo de vecino, todavía hay alguna noche que duermo muy poco mientras doy muchas vueltas en la  cama y al coco. Hay rachas buenas y rachas malas. Es la vida misma. Pero los días pasan y cada uno de ellos que paso trabajando merece la pena. Soy más pobre pero también más feliz: ¡quién me habría dicho que empaquetar pedidos sería una gran terapia anti-estrés! Pueden venir a probarlo algún día conmigo, si desean comprobarlo de primera mano.

Así que después de este desembuche de experiencia propia, lo que vengo a contarles es que tenemos muchas ganas de celebrar nuestro espíritu cumpleañero: a partir de hoy y hasta el 31 de octubre hay GASTOS DE ENVÍO GRATIS en el escaparate de COMPRAS –elegir opción de envío low cost-. Y, además, todos los pedidos incluyen un pequeño detalle en forma de gargantilla finita.

 

regalo de cumpleaños en forma de gargantilla o colgante dorado en strending

** Válido hasta el el 31 de octubre o hasta agotar existencias **

 

PEEEEEERO, no queda aquí la cosa. Además del envío gratis y la gargantilla, las compras superiores a 40€ tienen su propio regalazo. Un cinturón para ponerse y no quitarse durante tooooooodo el otoño. Para ir a la ofi, a clase, salir de marcha o darle un toque distinto a un vestido de fondo de armario que quieran lucir en la próxima boda. Para que se acuerden de nosotras cuando lo utilicen ;)

cinturon negro con pluma dorada que es elástico

** Válido hasta el el 31 de octubre o hasta agotar existencias **

 

Puedes seguirnos en:

www.strending.com

www.facebook.com/Strending

@strending

accesorios y tocados para invitadas a boda