0

Highlight

Confieso: las imágenes en el telediario del primer día de rebajas con la típica señora que lleva 2 horas esperando en la cola de El Corte Inglés - y lo da todo en el campo de batalla como si no hubiera un mañana-, ¡me hacen mucha gracia!

Pero ¿quién no se siente triunfal cuando compra algo que antes costaba el doble? Ahora bien, hay que tener cuidado con esto porque es un arma de doble filo y en cuestión de segundos nos podemos volver la protagonista de “Historias de una compradora compulsiva” y bajo el pretexto de “no puedo dejar escapar esta ganga” llenar nuestro armario de cosas que no nos pondremos en la vida. ¡No sucumban fervorosamente a sus impulsos! Porque les pueden jugar una mala pasada y aunque crean que están ahorrando verán como los numeritos de su cuenta bajan y bajan… Leer +