logo strending
Punto de encuentro para invitadas a bodas, celebraciones y eventos. Compartiremos consejos, trucos, anécdotas...¡y accesorios de fiesta!

2

Highlight_final

Hace unos meses se casó mi primera hermana, se llama Suspiros.

Ha sido la ilusión de mi vida desde que tengo uso de razón, por lo que la buena nueva supuso una emoción improbable de plasmar con palabras escritas. Desde el momento en que me lo dijo no pensé en otra maldita cosa. Me planteé hacer un calendario para tachar los días hasta llegar a la clave, rodeada obviamente en rojo -como se hace en las películas- con la patética esperanza de que aquello metiera el turbo. Pero la ocasión lo merecía, mi hermana se casaba y así se me cumplían los 3 deseos que formaban la ya comentada ilusión de mi vida: me pondría un chaqué, me atiborraría de queso y la barra libre sería mi incondicional apoyo (valga la polisemia). Leer +

19Diciembre

3

Highlight-repix2

Estoy unos días merodeando por la capital, dedicando las mañanas al ordenador y las tardes a realizar pesquisas para las novedades que incorporaremos a la web. También he podido ver a algunos amigos y ayer me propuse terminar de completar el regalo de amigo invisible familiar. Lo tenía a medias y sabía dónde quería rematar la jugada, en una nueva tienda que descubrí hace un par de meses en el barrio de Salamanca.

Ayer a media tarde llovía, menos mal que había metido el paraguas-chinorri-compacto en el bolso. Hacía algo de viento y en cuanto lo abrí las varillas se doblaron por donde no debían, casi le saco un ojo a un viandante cualquiera con una varilla asesina. Maldije mi predilección por los artilugios low-cost, claro está, pero seguí caminando con mi paraguas de medio pelo. Me ha pasado lo mismo las dos últimas veces que ha llovido con dos paraguas diferentes made in China, y ambas veces me he cogido el mismo rebote. En ésas iba, encerrada en mis pensamientos negativos por algo que no tenía importancia, apretando el paso cuando por fin vislumbré a 10 metros el escaparate de la tienda a la que me dirigía, y en aquel sprint final pasé de largo por delante de una señora que me había hablado con voz queda. Leer +

2

Highlight

Cómo colarse en una boda, ésa es la cuestión. Llevo mucho tiempo (pero mucho, mucho) dándole vueltas a este plan, pues me divierten tanto las bodas que me da coraje estar invitada sólo a unas cuantas. ¡Es la fiesta perfecta! La gente se pone muy guapa (y oh, ¡cómo me gusta a mí sentirme guapa!), la comida es riquísima (sobretodo el aperitivo, y ya si hay buffet , ¡no se  hable más!), el alcohol gratis (afán de cualquier mujer por la noche: conseguir copas por su cara bonita) y la fiesta longeva (porque de verdad que el recuerdo de un buen rumbeo dura toda una vida). Leer +

09Diciembre

0

Highlight2-repix

Moriarty y yo mantenemos conversación diaria vía whatsapp. Corrijo: más que conversación, quizás es envío de material gráfico que nos alegra el día mutuamente, aunque he de reconocer que últimamente el tráfico es unidireccional y la destinataria de imágenes perrunas es ella.

Sí, en Strending nos gustan -nos requetechiflan- los perros, y por eso hoy en el blog hacemos un descanso de amoríos, bodas, invitadas y looks, para contarles qué descubrimientos merece la pena compartir con el mundo entero. Leer +

1

Highlight

Disculpen mi impertinencia por haberme presentado tarde a la función, calentando motores entre bambalinas, con los nudillos y las ideas entumecidas por el frío invierno. A mí es que esta estación me abotarga los sentidos; padezco del Síndrome del Oso Cavernario, hiberno en mi cueva hasta que los rayos de sol fundan la nieve de mis pensamientos. Soy uno de esos seres que contradiciendo a Serrat: no nací en el Mediterráneo, sin embargo hace tiempo que el vaivén sus olas me tienen ganada el alma.

No puedo con esta humedad que traspasa las capas de ropa acomodándose en mis huesos, estoy convencida que si hubiera vivido en mi siglo favorito (el XIX) seguramente yacería bajo tierra con un epitafio en mi desvencijada lápida "murió de tisis". Leer +

0

Highlight

Miren, la temática de este post no estaba programada. Pero han confluído varios hechos en mi persona y a raíz de ello he decidido reflexionar en voz alta.

El otro día nos reuníamos unas cuantas amigas de las buenas, de las auténticas. De las que vivimos juntas durante muchos años en un piso de estudiantes y posteriormente de becarias-trabajadoras. La cuestión es, en el Cojopiso (que así se llamaba nuestra morada por lo chulísima que era) cada Navidad se celebraba un amigo invisible. Esas tradiciones que por un lado hacen mucha ilusión cuando toca sacar el papelito con tu afortunado y por otra te las ves y te las deseas para encontrar el detalle que mejor se ajuste a tu obsequiado. Un mix de emociones encontradas, se lo digo yo que siempre era la peor regaladora de los amigos invisibles celebrados en aquel hogar.

(Me voy a poner en evidencia: de hecho recuerdo muy bien que me tocó regalar a la más delgadita de mis amigas y le compré un jerseicito a rayas muy mono talla M (porque no había S), y para completar lo que me quedaba de presupuesto un pack de braguitas by Inditex, que siempre vienen bien. Y no me pregunten por qué, pero se las compré en Zara niños. Lo sé, inexplicable. Aún hoy intento entender cómo se me ocurrió aquella compra en aquel lugar. Así que la pobre se quedó con un jersey grande y un pack de 3 bragas enanas. Menuda ilusión debía recorrerle el cuerpo) Leer +

1

Highlight

Otra vez subida a los tacones, por una vez estoy de acuerdo en que la vista desde aquí arriba es espectacular…mientras esté clavada en la hierba y no tenga que hacer aspavientos podré mantener mi maltrecha dignidad intacta por un día. Cruzo los dedos de mis pies para que no suene Walk of life. Es empezar a sonar y mis rodillas la tararean arrítmicamente (“here comes Johnny singing oldies-goldies…”) a todo pulmón, aunque si algún ser es capaz de quedarse quieto con el estribillo y sus facciones permanecen inalterables como si estuvieran contemplando el vuelo del estornino azul, definitivamente no tiene alma, o se llaman Fausto y está bajo el influjo de la trágica pluma de Goethe.

-Efta buenífimo efte monftadito- me susurran a la espalda. Para mi sorpresa no se trata de una adorable ancianita que ha perdido la dentadura postiza bajo el mantel, sino de mi amiga Bibiana, con tallos enteros de espinacas colgando de sus dientes. Leer +

3

Highlight

Tras el éxito arrollador de mi modelito para el baile de fin de curso, llevo este asunto de los errores modiles más allá. ¿Qué prendas o estilos sé que jamás me pondré porque hacen todo menos favorecerme?  

No se crean que no sufro mostrándoselos,  ya que en general me encantan. Pero soy consciente de que no puedo. Por mi propio bien,  que no debo. Me limitaré a ver los toros desde la barrera y disfrutar fichando estas tendencias en looks ajenos. Leer +

4

Highlight1

Venía hoy  en el tren haciendo repaso de la cantidad de veces que he abierto y cerrado la maleta durante estas 2 últimas semanas, pero el dato más significativo es el número de lugares diferentes donde he pernoctado: 7. La media probaría que cada 2 días viajaba, pero esto no es del todo cierto. Realmente me he cruzado la Península pero sólo he visitado 3 ciudades: San Sebastián, Madrid y León. Viendo muchos amigos y acudiendo a diferentes quedadas, por eso lo de andar abriendo y cerrando maletas y cambiando de catre.

Así que durante estos días fuera de mi hometown (La Manga) me he dedicado al maravilloso placer de la observación, a veces sacando conclusiones y otras no. Pero lo que sí puedo contarles es que: Leer +

2

Highl

París es una fiesta. Concretamente, la plaza de la Bastille se imbuye de ese aroma especial de las flores recién cortadas, engalanada hasta la bandera por carteles del Circo Napoleón anunciando la esperada función vespertina de su fulgurante estrella, Monsieur Jules, un joven acróbata de Toulouse que encandila a las damas por su apostura y gallardía mientras surca los aires aupado en el hombro del poderoso viento.

Es un año caprichoso, nada menos que 1859 bajo el reinado de Napoléon III, el último monarca que sentará sus posaderas en el trono francés. Otra ciudad, Edimburgo, a miles de leguas hacia el norte traspasando puestos fronterizos, también está de enhorabuena ya que acaba de alumbrar a Sir Arthur Conan Doyle, ese mismo que años después aparcaría su consulta médica para dedicarse a su verdadera pasión: escribir.

Me quito las botas de pulgarcito y regreso al bullicio de la Ciudad de la Luz o a espiar entre bambalinas los entresijos del circo. Leer +

LO + COMENTADO

Highlight
SORTEO DE NAVIDAD
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2014, 77 Comentarios
Highlight
SORTEO DE VERANO
Este verano con su ola de calor perpetua...
23/07/2015, 55 Comentarios
Highlight
SORTEO DE NAVIDAD 2015
Hoy no voy a enrrollarme con una historia de...
02/12/2015, 39 Comentarios
Highlight3
A falta de besos de Cayetano bueno es el pintalabios mágico
La prueba del algodón no ha fallado....
27/05/2013, 30 Comentarios

Buscador

LO + DESTACADO